18 febrero 2013

NO PODEMOS SEGUIR VIENDO ESPECTÁCULOS DEPRIMENTES DE SUCIEDAD EN CHICLAYO

Frente a la contaminación ambiental y sus efectos en la salud de la población, evidenciados con el incremento de las infecciones respiratorias aguas, enfermedades diarreicas y afecciones oftalmológicos y dérmicos, el Gobierno Regional de Lambayeque ha decidido tomar el toro por las astas iniciando acciones conjuntas que permitan frenar dichos problemas, liderando, junto a la comuna provincial de Chiclayo y la Cámara de Comercio, jornadas de eliminación de residuos sólidos acumulados en las vías públicas.

El ingeniero William Mendoza Aurazo, gerente regional de Recursos Naturales, señala que debe verse con optimismo el futuro inmediato de la ciudad, toda vez que el gobierno provincial está ad portas de poner en marcha la ejecución de un proyecto integral de residuos sólidos con ayuda de la cooperación suiza que apunta a que Chiclayo cuente con un relleno sanitario y una planta de transferencia que facilitará el tratamiento de la basura no solo del distrito capital, sino de los nueve distritos circundantes.

“Eso se dará en el mediano plazo, el problema es ahora, por lo que el presidente regional, basándose en el rol promotor que la Ley de Residuos Sólidos le otorga a los Gobiernos Regionales, convocó a las municipalidades de Chiclayo, Leonardo Ortiz y La Victoria, así como a la Cámara de Comercio, para tomar acciones de limpieza que ayuden a mitigar el elevado nivel de contaminación ambiental que existe por exposición de basura en las áreas públicas. Finalmente solo se recibió respuesta de la comuna provincial y el gremio de empresarios”, explica el funcionario.

PARTICIPACIÓN DE TODOS
Indica que con error, muchos pobladores consideran que la gestión de los residuos sólidos es únicamente competencia de la municipalidad, cuando debería pensarse en la práctica de la “ciudadanía ambiental”, donde todos tenemos el derecho a vivir en una urbe limpia, pero también la obligación de cuidarla.

Por ello, refiere que resulta imperiosa la necesidad de implementar un proceso de concienciación del vecindario, al que debe educarse en el control de residuos y establecerle un régimen de sanciones si omiten las normas generales de limpieza pública, como no sacar a la hora determinada la basura de sus domicilios, por ejemplo.

“No podemos seguir viendo espectáculos deprimentes de suciedad en Chiclayo ni en ninguna otra ciudad de la región, por lo que se hace necesario establecer canales de entendimiento entre las autoridades y los vecinos, para que ambos asuman la misma responsabilidad y compromiso en mantener limpia la ciudad”, señala.

LUGARES CRÍTICOS
Además del botadero de Reque, el gerente regional de Recursos Naturales informa que otros puntos de la jurisdicción, por la presencia de ingentes cantidades de desperdicio, se constituyen en focos contaminantes del medio ambiente y deterioro de la salud pública.

“Juntamente con los funcionarios de Medio Ambiente y Desarrollo de la municipalidad de Chiclayo hemos identificado 15 puntos críticos en la ciudad en los que existen acumulaciones significativas de desmontes y basura. Todos los fines de semana se realizarán labores de limpieza en coordinación con la comuna para revertir la situación de estos lugares. El objetivo es erradicarlos progresivamente”, indica.

En Ciudad de Chofer, por ejemplo, se ha identificado la existencia de aproximadamente 400 volquedas de desmonte de construcción; al igual que en el ingreso sur de Chiclayo, en el espacio ubicado entre el muro perimétrico del aeropuerto y la Avenida Víctor Raúl Haya de la Torre. Esta situación se repite en la salida a Ferreñafe, la Avenida Agricultura y el camino al distrito San José. “Lo que se está observando es que nuevas vías, como la carretera La Victoria – Monsefú, también se están convirtiendo en depósito de desmontes y basura, igual que la berma central de la Vía de Evitamiento”, detalla.

VERTEDERO DE DESMONTE
El funcionario precisa que por disposición del mandatario regional se ha elaborado un proyecto para dar tratamiento a los residuos del sector construcción ubicados en los márgenes de las carreteras departamentales, el mismo que encarga a la Gerencia Regional de Transportes y Comunicaciones la competencia para solucionar este problema.

La iniciativa considera el acondicionamiento de un vertedero para disposición final del desmonte, proyecto que al ejecutarse demandará la participación de la municipalidad provincial. “Si un vecino quiere remodelar su vivienda o ejecutar una nueva construcción y producto de ello generará residuos, al pagar un impuesto municipal obtendrá el derecho de hacer uso del vertedero. De otra forma recibirá la sanción correspondiente”, expone.

El proyecto ya alcanzó viabilidad en el Sistema Nacional de Inversión Pública – SNIP y el Gobierno Regional se encuentra en proceso de contratación de la consultoría para elaborar el expediente técnico que permita la futura construcción del vertedero.

EDUCACIÓN MEDIOAMBIENTAL
En relación a la puesta en marcha de escuelas ecoeficientes en la región, William Mendoza explica que hasta hace un año su gerencia tuvo la responsabilidad de extender la certificación a estas, pero tras la emisión de dos dispositivos legales, la potestad ha sido derivada a la Gerencia Regional de Educación y sus respectivas UGEL.

Las escuelas ecoeficientes – acota – permiten generar cultura medioambiental en las futuras generaciones, a través de las cuales se orienta al educando a manejar de manera adecuada los residuos sólidos, pero también ahorro, técnicas de reciclaje y uso adecuado de los recursos.

“Los alumnos deben aprender a cuidar los servicios higiénicos, porque si las instalaciones de estos se dañan se desperdicia el agua como recurso. Lo mismo sucede con la energía eléctrica. Hay escuelas que trabajando de día prefieren encender las luces de las aulas antes que abrir las cortinas o persianas sin considerar que el 40% de los generadores de electricidad en el país funcionan por combustión con petróleo, lo que origina un gran impacto al medio ambiente, pero también un alto costo del servicio de energía”, detalla.

CUIDADO DE LOS RECURSOS
Respecto a la contaminación del Valle Chancay – Lambayeque, el funcionario indica que el principal afluente de la cuenca se ve afectado porque se ha convertido en la desembocadura de los sistemas de desagüe de todos los pueblos ubicados en las laderas del río Chancay, desde Cajamarca hasta su llegada al mar de Lambayeque.

La contaminación por residuos fecales es elevadísima y de ese río nos abastecemos todos en la provincia de Chiclayo, evidenciando la urgencia de corregir estas malas prácticas de los gobiernos municipales y la empresa de saneamiento de contaminar el caudal del río con las aguas servidas. "De los 38 distritos que tiene Lambayeque, menos de diez tienen plantas de tratamiento para las aguas residuales, el resto de poblaciones expulsa sus desechos a los afluentes naturales”, revela.

Finalmente, sobre el cuidado de los bosques secos y la lucha contra la tala indiscriminada, Mendoza Aurazo señala que se requiere de compromisos comunales para que esto último sea posible.

“Lambayeque tiene 715 mil hectáreas de bosque secos, superficie que en su mayoría pertenecen a las comunidades campesinas que tiene carácter de régimen privado, por lo resulta irónico cuando los comuneros se quejan de que está talando los bosques. ¿Quiénes los talan?, ¿acaso no son los mismos comuneros? Si ellos, como persona jurídica que son, no dejan de permitir que de sus predios salga madera o carbón ilegal, nosotros poco o nada podemos hacer por conservar los bosques”, asevera.
Semanario Expresión

1 comentario:

lil costa dijo...

Hola, he visitado su web y me gustaría proponerle una colaboración en materia de contenidos.
Si lo desea puede escribirme a costa19791979@gmail.com.
Gracias. Un saludo,
Liliana.