26 agosto 2011

CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PAVA ALIBLANCA EN LAMBAYEQUE

En reserva de Chaparrí.

Un nuevo circuito ecoturístico, cuya estrella será la pava aliblanca, ave endémica de Lambayeque en peligro de extinción, promoverá el área de conservación privada de Chaparrí para atraer más turistas, informaron hoy fuentes locales. El presidente de la Asociación para la Conservación de la Naturaleza y el Turismo Rural Sostenible en Chaparrí, Alindor Culqui Gonzales, dijo que el circuito abarca dos kilómetros y con este se busca diversificar la oferta turística.

Sostuvo que gestionan apoyo ante el Centro de Investigación y Promoción del Desarrollo Sostenible, a través de la Fundación Ayuda en Acción, para iniciar la puesta en valor de la zona, en donde se prevé implementar senderos, construir un centro de interpretación y colocar señalización.

“Se está tratando de abrir otros sectores para ofrecer este nuevo circuito ecoturístico, porque el servicio que brindamos sólo puede recibir a unas 40 personas diarias”. Dijo que el nuevo atractivo turístico se sumaría al circuito que integra la ruta del oso de anteojos y el sector Huerta Encantada, tras estimar que el área de conservación ubicada en el distrito chiclayano de Chongoyape proyecta cerrar el año con unos 8,000 visitantes.

Señaló que el 25 por ciento de visitantes corresponde a extranjeros, provenientes de Alemania, Francia y Estados Unidos, quienes llegan atraídos por el turismo ecológico y la observación de aves. Culqui informó que alrededor de 300 familias de la comunidad campesina de Santa Catalina, ganadora de un concurso nacional por promover el turismo rural, se benefician de las actividades turísticas que se desarrollan en el área de conservación privada de Chaparrí.

La agroecología y el turismo, por ejemplo, genera un aproximado de 100 empleos en la prestación de servicio de guiado, venta de artesanía, tallado en piedras y comidas, detalló. Recordó que en junio pasado las artesanas de dicha comunidad exportaron unos 400 osos de anteojos de peluche para un zoológico de Francia.

La comunidad Santa Catalina de Chongoyape abarca 42,412 hectáreas, de las cuales 34,412 forman parte del área de conservación privada. En la zona existen 181 especies de aves (46 de ellas endémicas), 23 de mamíferos y más de 100 variedades de plantas y especies amenazadas como la pava aliblanca, el oso de anteojos y el ave conocida como “cortarrama peruana”.
Andina

1 comentario:

Larcery Díaz Barrantes dijo...

Señaló que el 25 por ciento de visitantes corresponde a extranjeros, provenientes de Alemania, Francia y Estados Unidos, quienes llegan atraídos por el turismo ecológico y la observación de aves. Culqui informó que alrededor de 300 familias de la comunidad campesina de Santa Catalina, ganadora de un concurso nacional por promover el turismo rural, se benefician de las actividades turísticas que se desarrollan en el área de conservación privada de Chaparrí.