13 octubre 2011

MUSEO DE TÚCUME ENTRE LOS 16 MEJORES DE IBEROAMÉRICA

El trabajo que se realiza en el Museo de Sitio de Túcume en Lambayeque con alumnos y pobladores de la zona rural de este distrito para la conservación del patrimonio cultural y natural fue reconocido entre los mejores de Iberoamérica en el II Premio Iberoamericano de Educación y Museos 2011.
La directora del Museo de Sitio de Túcume, arqueóloga Bernarda Delgado Elías, expresó su satisfacción por este reconocimiento internacional frente a proyectos que quizás tengan mayor presupuesto que el de Túcume, pero dijo que con mucha imaginación se está realizando un trabajo de rescate y difusión de conocimientos ancestrales.

En el II Premio Iberoamericano de Educación y Museos 2011 participaron 170 proyectos presentados por 22 países Iberoamericanos, siendo el Museo de Sitio Túcume el único que participó representando a nuestro país, obteniendo una mención honrosa entre los 16 mejores en la categoría proyectos realizados o en desarrollo.

El objetivo principal del premio es identificar, premiar y visibilizar buenas prácticas de acción educativa en museos e instituciones vinculadas dentro del área iberoamericana, que promuevan el desarrollo personal y la cohesión social; así como el fomento de la responsabilidad de los museos como agentes esenciales para el desarrollo.

  • El primer lugar lo obtuvo Cuba, el segundo lugar lo comparten España y Brasil y en el tercer puesto, Argentina y 15 proyectos recibieron la mención honrosa, entre ellos el de Túcume.
  • El proyecto Educación para la Conservación del Patrimonio Cultural y Natural recibió reconocimiento en el II Premio Iberoamericano de Educación y Museos 2011.
  • 2 000 niños y niñas han participado durante el año en los talleres del Museo de Sitio de Túcume.

RPP

1 comentario:

Larcery Díaz Barrantes dijo...

El objetivo principal del premio es identificar, premiar y visibilizar buenas prácticas de acción educativa en museos e instituciones vinculadas dentro del área iberoamericana, que promuevan el desarrollo personal y la cohesión social; así como el fomento de la responsabilidad de los museos como agentes esenciales para el desarrollo.